Master en La Escuela de la Vida

En enero del  2008 la vida me puso de nuevo una dura prueba que significó 7 años de rediseño profundo de todas las áreas para revisar cimientos y afianzar raíces. La Justicia existe … y la Justicia Divina hoy doy fe que también. Quiero dar gracias a la vida por todos los “maestros” que ha puesto en mi camino y por todo lo que he aprendido de mí con ellos. Hoy se que todo ocurre por una razón y en el momento perfecto para mi evolución. Gracias, gracias, gracias.