Testimonios

Miquel Angel Gasch

El taller Yindance de Silvia Pallerola te sienta bien tanto por dentro como por fuera y te deja una sonrisa que persiste durante un buen rato. Una experiencia que merece la pena vivir y por la que me siento agradecido. Os lo recomiendo.

Miquel Angel Guasch